martes, 8 de agosto de 2017

Dos looks y un vestido

¡Buenos días! Lo prometido es deuda, como os dije ayer hoy tenéis todos los detalles de mi look, uno de los más especiales que me habéis visto, y no solo eso, uno de los más versátiles.


Este vestido os lo voy a enseñar en las dos ocasiones en las que me lo he puesto, una más formal y otra mucho más casual, y ahora vosotras decidís cómo me queda mejor o cómo lo usaríais vosotras más.


Ante el vestido poco tengo que decir, como podéis comprobar es una joya, y como mucha gente de la que me conoce me dirían nada más verlo: "pone tu nombre en la percha" ja ja ja. Tanto por su colorido, bordados, tela y la forma que combina cortes clásicos con volantes, resume bien como me gustan a mi las prendas ¡Con todo! Pudiendo llevarlo todo para qué vamos a descartar algo je je.

Es de la marca Tete by Odette y lo compré en Albacete en la preciosa tienda Wilvarin


Para la primera ocasión me lo puse una noche de mi viaje a Formentera, decidí llevar el pelo suelto y rizado para aprovechar la humedad del ambiente, que todas sabemos lo que es el pelo en la playa. Y como calzado mis sandalias doradas, creo que conseguí darle un toque más fresco y para nada de evento o celebración seria. 



Y este pasado sábado volví a utilizarlo para el bautizo que tuve en Mieres, reutilizar lo que tenemos en el armario me parece fundamental, ir adquiriendo accesorios o complementos que le den otro toque y aprovechar de verdad las prendas que nos compramos, sobre todo si es tan especial como este vesitido.


En esta segunda ocasión lo combine con el pelo liso, personalmente me veo "más vestida" que con otros peinados y unos zapatos de la nueva temporada de Zara. Los zapatos al ser de un material como el ante y el adorno enjoyado en la punta creo que le daban un toque más glamuroso al look.


Como podéis ver los pendientes utilice los mismos en las dos ocasiones, mis inconfundibles pendientes de lágrima combinados en los tonos del vestido, y la verdad que le iban al pelo, porque si os fijáis la tela del vestido tiene los mismos bordados en forma de lágrima.


Los anillos jugué con diferentes colores en las dos ocasiones, para hacerlo más divertido, y el bolso una cartera de mi amiga Rosa Cabañero que me diseñó en exclusiva el año pasado para otro vestido, y casualidades de la vida en esta ocasión le iba también al pelo también.


Espero que os gusten los looks y ahora os toca decidir si me lo vuelvo a poner con un estilo más informal o con otro más formal ¿Que opináis?

Nos leemos pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario